viernes, 23 de noviembre de 2012

Puntos claves en la salud de tu perro

La creciente demanda de perros en nuestra sociedad, nos hace plantearnos cuál es el mejor modo de mantener saludable a nuestros perros.

Para ello deberíamos siempre ponernos en manos de los profesionales. El veterinario y tu tienda especializada es nuestro mayor aliado en esta cuestión, pero podemos seguir unas pautas para conseguirlo.

  • VACUNACIONES:
    Mantener a nuestro perro vacunado hace que nos anticipemos a las posibles enfermedades que puedan dañarlos, tales como la rabia, parvovirus, moquillo, hepatitis, etc. El comienzo de las vacunaciones debe empezar con 45 días de vida del animal, repitiendo la visita al veterinario al mes, otra al mes siguiente, y una última para la rabia. La revacunación anual de rabia y refuerzo de otras enfermedades, es tan importante como las primeras.
  • DESPARASITACIÓN:
    Otra parte importante en la salud de nuestro perro es la desparasitación, ya que muchas enfermedades se transmiten por parásitos tanto internos como externos. La desparasitación interna debe ser preventiva como la vacunación, y debe iniciarse cuando la madre queda gestante, luego a los cachorros una vez se desteten, ya que si el perro tiene algún parásito, no se nutrirá bien y disminuyen las defensas. En cuanto a la desparasitación externa, hay que tener en cuenta que hay multitud de arácnidos e insectos capaces de colonizar el cuerpo del perro, así como piojos, moscas, mosquitos, pulgas, garrapatas... Para solucionar este problema tenemos un arma muy eficaz, que es la desparasitación externa a través de jabones desparasitadores, pipetas insecticidas, collares repelentes, sprays, etc, que podrás encontrar en tu tienda especializada.
  • DIENTES Y ENCÍAS:
    Una dieta de buena calidad hará que el acumulo de partículas entre dientes sea mínimo, por lo contrario, un producto de mala calidad se desintegra fácilmente y se le inflamarán las encías. Se le puede usar cepillos y pastas especiales para nuestras mascotas, así como huesos naturales, de piel, snacks masticables o incluso juguetes que ayudan a mantener la limpieza adecuada.
  • PIEL Y PELAJE:
    El pelaje es una de las partes más visibles de tu perro, y además, es el primero que nos evidencia un estado patológico o carencial. Debido a que el pelo está constituido básicamente por proteínas, deberíamos mantener una nutrición correcta y así será más improbable que surjan problemas. Para que esto no pase debemos consultar con el veterinario o con tu tienda especializada para que nos recomiende un pienso adecuado.
  • ELECCIÓN DE LA ALIMENTACIÓN:
    Las necesidades nutricionales son diferentes para cachorros, adultos, ancianos, perros enfermos, obesos... Para la buena elección de una comida te daré un consejo: lee los ingredientes de la bolsa, en la que se enumeran. El primero hace referencia al que más contenido tiene, y sabiendo que los perros no necesitan gran cantidad de carbohidratos deberíamos desechar los piensos que tengan mucha semilla (trigo, arroz o maíz). La carne debe aparecer en primer lugar. El pienso debe tener vitaminas y minerales necesarios para la buena salud en cada etapa del perro. Un cachorro necesita muchas calorías y vitaminas, los adultos de forma moderada, y los mayores necesitan muchas vitaminas, pero menor necesidad de calorías y energía.

Concluyendo, y para finalizar, podríamos comentar que la salud de nuestro perro radica en una buena alimentación (siempre la mejor dentro de nuestras posibilidades), en una visita regular al veterinario y algo de ejercicio diario.

0 comentarios:

Publicar un comentario