miércoles, 26 de diciembre de 2012

Mi perro tiene miedo a los ruidos fuertes

En estas fechas navideñas, creemos conveniente hablar del miedo que desarrollan nuestros amigos a los ruidos fuerte. Algo que se hace evidente e inevitable en nuestros barrios y pueblos en fiestas navideñas.

En algunos casos, especialmente nuestros perros, desarrollan un miedo irracional a los ruidos. También es una reacción que puede verse en gatos y otro tipo de mascotas. Puede ser a solo una clase de ruido (truenos, voladores, petardos, etc.), a varios ruidos o a todos los ruidos fuertes en general.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

¿Cuánta atención requieren nuestros amigos peludos?

La decisión de traer una mascota a casa implica un compromiso que no debe ser tomado a la ligera. Después de estas fechas navideñas el abandono de las mascotas es una lacra que persigue a nuestros queridos amigos, por ello, siempre es bueno recordar que una mascota NO es un juguete.

Los cuidados que nuestros amigos peludos requieren son muchos: atender su alimentación suministrándoles un buen pienso; tener agua fresca siempre cerca; aportarles mimos y cariño; facilitarles los juegos y el ejercicio físico... Por lo tanto necesitarán una buena parte de nuestro tiempo.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

¿Cena de navidad para nuestras mascotas?

Hay quienes consideran a su mascota como parte de la familia. Inmersos en la emotividad de las fiestas navideñas no dudan en compartir los regalos y hasta la cena con su mascota.

El ambiente festivo hace que las personas sucumban ante la mirada tierna de su mascota que pide una porción del plato navideño que está en la mesa. Sin embargo, el compartir este tipo de alimentos puede traer graves consecuencias.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nuestras mascotas, quieren y necesitan jugar

Jugar habitualmente con nuestros amigos de cuatro patas produce una descarga de oxitocina en nuestro cerebro, la hormona ligada al placer, haciendo que nos sintamos más felices, contentos y relajados.

De hecho, son reconocidas las terapias con personas con problemas de comunicación (alzheimer, síndrome de down, autismo...) en los que un animal, bien sea un delfín, perros o gatos, son parte importante del proceso de recuperación.