miércoles, 9 de enero de 2013

¿Cómo dar la bienvenida a nuestro nuevo amigo peludo?

La llegada de un nuevo amigo a casa es un momento delicado en el que lo más importante es crear un ambiente de confianza y cariño.

El animal se sentirá confuso y un poco abrumado ante tantas novedades e inevitablemente añorará a su madre y hermanos así como el entorno conocido y lleno de seguridad que ha dejado atrás.

Por esta razón es fundamental que le permitas explorar a sus anchas el espacio en el que va a vivir, le muestres su cama y le proporciones un trozo de sábana, tela o algún objeto.

Durante las primeras noches el cachorro puede mostrarse intranquilo, le resultará difícil dormir e incluso gemirá cuando se quede solo. Para reconfortarle, colocaremos una botella de agua tibia en su cama así como un reloj de cuerda cuyo sonido le recordará a los latidos del corazón de su madre.

También es importante elegir lo antes posible un nombre adecuado para el cachorro y repetirlo con frecuencia al dirigirnos a él. Debes evitar confundirle con diminutivos o nombres diferentes, ya que en esta etapa aprenderá a responder.

No debes prestar menos atención a otras mascotas de la casa durante este periodo de adaptación, ya que los otros animales pueden sentir celos del recién llegado. Las presentaciones deben hacerse gradualmente, en terreno neutral y bajo tu constante supervisión evitando dejar solo al cachorro con tus otros amigos peludos. Asimismo debes alimentarles por separado hasta que se hayan hecho amigos.

Lo más importante es mostrarte amable, cariñoso y comprensivo incluso si el cachorro en su confusión inicial hace alguna travesura pues de lo contrario podría aprender a temerte. Esta etapa de bienvenida deberá ser un periodo agradable, en la que tú y tu cachorro se conocerán mutuamente y aprenderán a confiar uno en el otro sentando las bases de una feliz vida en común.

0 comentarios:

Publicar un comentario