lunes, 1 de abril de 2013

¿Cómo afecta el cambio de hora a nuestro amigo peludo?

Además de nuestro reloj de muñeca, tenemos un reloj biológico en el interior de nuestro cuerpo, que no vemos. Y el de nuestro amigo peludo no escapa a este ritmo natural. Los días fijados para cambiar de hora, dos veces al año, el reloj se adelanta o retrasa 60 minutos. Esto supone trastocar las rutinas de sueño y alimentación.

Los animales están muy influenciados por nuestra rutina, por lo que notan el cambio de hora al percibir cambios en el ritmo de la casa al que están acostumbrados.

En cualquier caso, como ocurre en las personas, hay mascotas que se adaptan con mayor dificultad a estos cambios del reloj. Nuestro amigo a acusa del cambio de horario (al igual que tras un largo viaje en avión a otro país) puede sentir nervios, irritabilidad e, incluso, desorientación.

Lo normal es que, transcurridos unos días,  nuestro amigo
retome su ritmo normal sin problemas. Pero en caso de que la adaptación se alargue más de una semana, es recomendable consultar al veterinario, ya que el nerviosismo puede deberse a otro tipo de patología psicológica.

0 comentarios:

Publicar un comentario